Tourism in Seine-et-Marne : Back to the Homepage
Patrimonio Real > Castillo de Fontainebleau
Buscar
Turismo en Seine-et-Marne: Cosas para ver y hacer
Patrimonio
Cultura
Naturaleza,
Aire libre y Ocio
Parques temáticos
Eventos y Salidas
Turismo en Seine-et-Marne: Reservas
Vacaciones, fines de semana, circuitos
  BILLETES DE ENTRADAS PARA LOS MONUMENTOS, ESPECTÁCULOS, OCIOS
Business Trips
Alojamiento
Restauración
Turismo en Seine-et-Marne: Informaciónes
Mapa turístico
Desplazamiento
Turismo y discapacidad
Descargar nuestros folletos

Desde la carta real de 1137 hasta la caída del Segundo Imperio en 1870, el castillo de Fontainebleau es testigo del desarrollo de la vida de los principales soberanos de Francia. La fortaleza medieval de los orígenes dejó su lugar a un palacio renacentista bajo el impulso de Francisco I. En aquella época, dos artistas italianos, Primaticcio y Rosso, rivalizaban en talento y formaron la primera “escuela de Fontainebleau”.

La galería Francisco I, que comunica los apartamentos reales y la capilla del convento de las Trinitarias, es absolutamente original con su decoración de frescos, estucos y artesonados realizados a la gloria del soberano.

 El salón de Baile se terminó en la época de los últimos Valois bajo la dirección de Primaticcio. Con Enrique IV, la nueva dinastía de los Borbones tomó posesión de los lugares con nuevas construcciones y decoraciones interiores confiadas a los artistas de la “segunda escuela de Fontainebleau”. Luis XIII finalizó los trabajos iniciados por su padre. El reinado del rey Sol se mantuvo fiel a esta casa familiar; el nacimiento del gran delfín en 1661, las bodas de las sobrinas del rey y la revocación del edicto de Nantes en 1685 tuvieron lugar en Fontainebleau.

Luis XV y Luis XVI residían en Fontainebleau en otoño e hicieron realizar importantes obras, así como embellecimientos interiores. Después de la Revolución, Napoleón I encontró un castillo completamente desmantelado pero intacto. Se dedicó a volver a amueblar los apartamentos y devolvió al castillo su vocación de mansión soberana.

Castillo de Fontainebleau
Castillo de Fontainebleau

También fue en Fontainebleau donde Napoleón Bonaparte pasó sus últimos días antes de su abdicación en 1814 y su destierro a la isla de Elba. Luis Felipe fue el primer soberano que decidió restaurar el conjunto del palacio. El restablecimiento del Imperio, en 1852, devolvió a Fontainebleau una importancia considerable. Napoleón III sentía una auténtica predilección por el castillo y residió allí regularmente con la corte.

Instalado en el ala Luis XV, el museo Napoleón I evoca al emperador y a su familia, a través de numerosos objetos de su vida cotidiana, las armas utilizadas en campaña y los regalos recibidos.
El museo chino, acondicionado bajo la emperatriz Eugenia, presenta objetos de arte de Extremo Oriente.
La sala del “jeu de Paume” (juego antecesor de la pelota vasca), considerada como la más antigua entre las tres existentes en Francia, recibe al público para demostraciones o iniciaciones.

El dominio nacional acoge cada año al Centro Europeo de Música de Cámara con los Conciertos ProQuartet que reúnen a grandes maestros y jóvenes músicos profesional.

Los jardines a la francesa de Le Nôtre, el jardín inglés, el antiguo jardín de la reina con su fuente dedicada a Diana, el laberinto de bojs o incluso el patio de los Adioses están abiertos al público todo el año. También se proponen paseos en barca por el Estanque de las Carpas o un paseo en calesa.

El Dominio Nacional del Palacio de Fontainebleau está clasificado en el patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO.
 
< Página precedente
EnlacesOficina de turismoEspacio profesional Mapa del sitioInformación legal
Comité Départemental du Tourisme de Seine-et-Marne - 11 rue Royale - 77300 Fontainebleau - France
Phone: +33(0)1 60 39 60 39 - Fax: +33 (0)1 60 39 60 40 - Contáctenos