Tourism in Seine-et-Marne : Back to the Homepage
Patrimonio Religioso > Historia de la catedral Saint-Etienne-Etienne de Meaux
Buscar
Turismo en Seine-et-Marne: Cosas para ver y hacer
Patrimonio
Cultura
Naturaleza,
Aire libre y Ocio
Parques temáticos
Eventos y Salidas
Turismo en Seine-et-Marne: Reservas
Vacaciones, fines de semana, circuitos
  BILLETES DE ENTRADAS PARA LOS MONUMENTOS, ESPECTÁCULOS, OCIOS
Business Trips
Alojamiento
Restauración
Turismo en Seine-et-Marne: Informaciónes
Mapa turístico
Desplazamiento
Turismo y discapacidad
Descargar nuestros folletos

Los comienzos de la construcción de la actual catedral gótica se remontan a los años 1170-1180. Los dos primeros tramos orientales de la nave constituyen las partes más antiguas (comienzos del siglo XII). El coro, de estilo radiante, fue finalizado en la segunda mitad del siglo XIII. Su luminosidad, la delicadeza de su arquitectura y la altura de sus bóvedas, la convierten en una espléndida obra maestra. La nave se amplió en el siglo XIV. La fachada occidental fue construida entre finales del siglo XIV y principios del XV. Por último, la Torre Norte fue finalizada en 1540. La escultura de la catedral  muy rica, especialmente en los tímpanos de los cinco pórticos.

En el interior, podemos admirar, a nivel de las ventanas altas del coro, la vidriera de la crucifixión que data del siglo XIV y, en el lado puesto, bajo el gran Rosetón del siglo XV, un magnífico órgano del siglo XVII, obra de Valéran de Héman. En el propio coro, por el lado sur, se puede observar la lápida sepulcral de Jacques-Bénigne Bossuet.

Este célebre obispo de la ciudad, apodado “el águila de Meaux”, era el confesor del Rey Sol y se permitía sermonearle.            

ANÉCDOTAS:

1246
Visita a Meaux, de Odón, obispo de Tusculum y legado del papa en Francia. “Durante esta visita, el legado del papa realizó algunas reformas para poner fin a los abusos que se estaban produciendo. En la misma ocasión confirmó algunos reglamentos que se habían implantado para restaurar la disciplina en la Iglesia de Meaux. Uno de estos reglamentos, por ejemplo, tomaba medidas contra la charla de los canónigos en el coro durante los Oficios. El reglamento preveía que aquel que cayera en esta falta, de manera que se le pudiera oír a una distancia de 4 sillas de cada lado, perdería la retribución entera de la hora en la que habría asistido con tanta indecencia. Otro abuso combatido por el legado del papa se refería a la celebración de la misa el día de los Santos Inocentes. En efecto, ese día los niños del coro entraban en la catedral haciendo mucho ruido, llevando ramos de flores en las manos, y se situaban en las altas sillas del coro. El legado estimaba que nada era más opuesto a la majestuosidad del Oficio divino que este espectáculo y lo prohibió.” he Holy Office than this, and forbade it”.

Historia de la catedral Saint-Etienne-Etienne de Meaux
Historia de la catedral Saint-Etienne-Etienne de Meaux

1562, 25 de Junio
Los hugonotes se apoderaron de la ciudad de Meaux y devastaron numerosos edificios entre los cuales la catedral. Reforzados por refugiados procedentes de París, los hugonotes de la región de Meaux se reunieron en asamblea en el barrio del Mercado y nombraron jefe a Louis de Meaux, señor de la Ramée. Se apoderaron de las llaves de la ciudad, establecieron guardias en las puertas y, después, dirigiéndose hacia la catedral, se ensañaron con la decoración esculpida y el mobiliario litúrgico (fue precisamente en esta ocasión cuando se destruyó la tumba de Marie de Champagne, en el coro de la catedral).
Se destruyeron parcial o totalmente: los bajorrelieves de alabastro que rodeaban el coro de la catedral, así como los bajorrelieves de los tímpanos y las estatuas situadas en las hornacinas que enmarcan los pórticos del edificio. Como consecuencia de estos acontecimientos, el poder real decidió la demolición de parte de las fortificaciones del Mercado, en particular la puerta que cerraba el acceso al puente. De este modo, los hugonotes de Meaux fueron privados de las ventajas que proporcionaban estas fortificaciones.

1682, 8 de febrero

Entrada solemne de Jacques Bénigne Bossuet en el obispado de Meaux. Bossuet tenía 54 años cuando tomó posesión de la sede de Meaux; se encontraba en todo el esplendor de su ingenio y en todo el resplandor de su fama. El Mercure Galant de marzo de 1682 relata de la siguiente forma la llegada del gran prelado a la ciudad:

“Cuando se supo que el Señor Obispo de Meaux se acercaba, el campo se cubrió de infinidad de gentes de la ciudad de uno y otro sexo, que la impaciencia de rendirle respeto hizo ir a su encuentro. Los oficiales estaban magníficamente vestidos, los arqueros cubiertos con casacas nuevas con los colores del Rey y todos bien montados. Las trompetas que les precedían, mezclaban agradablemente sus fanfarrias y el ruido de los tambores y los pífanos de las compañías con los gritos de alegría de todo el pueblo.”

1839, julio
Durante un viaje por Alemania, Victor Hugo se detuvo en Meaux y visitó la catedral.  

“Tres cosas me han interesado en Meaux: un delicioso pequeño pórtico renacentista adosado a una antigua iglesia desmantelada, a la derecha entrando en la ciudad; después, la catedral; y luego, detrás de la catedral, una auténtica antigua vivienda de piedra de cantería, semifortificada, flanqueada por grandes torretas hacia el interior. Había un patio. Entré valientemente en él aunque había divisado a una anciana que tejía. Pero la buena señora me dejó hacer. Quería estudiar una magnífica escalera exterior, losada de piedra y con estructura de madera, que subía a la antigua casa, apoyada en dos arcos rebajados y cubierta con un techo marquesina con arcadas en arco compuesto.” (Victor Hugo, el Rhin)

Informaciónes complementarias:

Visitas guiadas por Meaux ciudad de arte y de historia.

 
< Página precedente
EnlacesOficina de turismoEspacio profesional Mapa del sitioInformación legal
Comité Départemental du Tourisme de Seine-et-Marne - 11 rue Royale - 77300 Fontainebleau - France
Phone: +33(0)1 60 39 60 39 - Fax: +33 (0)1 60 39 60 40 - Contáctenos